¿Y a esto cómo se juega?

Cada LUNES el blog se actualizará con una entrada que expondrá la situación actual de Óscar y se dará a elegir a los lectores entre tres opciones que representarán su futuro inmediato: dos de estas opciones vendrán preestablecidas por la dirección del blog (ego sum) y la tercera quedará abierta para que sea el público quien la sugiera. De vosotros depende que Óscar se convierta en un triunfador en la vida o en un mendigo harapiento, por mencionar solo dos de las infinitas posibilidades. Adelante.

viernes, 18 de abril de 2008

1x06. El sueño de los peces. Parte V

El implacable sol les apretaba el alma. Óscar bajó un poco el ala de su sombrero para que el brillo no le cegase, pero la arena hacia las veces de espejo, proyectando la luz solar como si todo el desierto fuera el mismísimo astro rey. Sin mediar aviso ambos comenzaron a andar a la vez.

Primer paso.

El pistolero, impertérrito e imperturbable, olfateó el aire en busca del miedo de su victima.

Segundo paso.

Óscar tenía la garganta tan seca que al aire al pasar le provocaba nauseas.

Tercer paso.

La sombra de ambos se alargaba grotescamente sobre el desquebrajado suelo.

Cuarto paso.

El sudor les entraba en los ojos escociendo.

Quinto paso.
Sexto paso.
Séptimo paso.

Óscar pensó en Lucy, en el beso, en el incendio.

Octavo paso.

El incendio... la huida de la policía...

Noveno paso.

...las alcantarillas... el pozo... La revelación se abrió paso en su cerebelo como un torrente de agua helada. Ahora lo recordaba todo, la pelea en las alcantarillas, el golpe en la cabeza y luego esto.

Décimo paso.

Óscar se volvió como un rayo y apuntó a la figura oscura del pistolero, que también le apuntaba ya a él. Apretó los dientes y usó el gatillo.

El sonido del disparo se clavó en los oídos de Óscar. Retumbó en el desierto como un terremoto desdibujando incluso las figuras de ellos dos. La bala impactó de lleno en el hombro derecho del pistolero empujando su cuerpo hacia atrás.

Óscar vio que el pistolero no había desenfundado, sino que tenía los dedos índice y corazón simulando un arma apuntando hacia él. El hombro de Óscar estalló en dolor justo en el momento en que la bala perforó el hombro del pistolero. Pensó por un instante que quizá le había dado a él también pero, por un momento, cuando sus ojos se entornaban por el dolor de su propia herida en las puertas del desmayo, supo que en realidad acababa de dispararse a sí mismo. Que el pistolero era él y él era el pistolero.

Los dos cayeron de espaldas sobre la arena. El sonido fue el de un bañista entrando en una piscina. Y así fue porque Óscar recuperó inmediatamente la consciencia pues, de pronto, se encontraba en el fondo de lo que parecía ser el mar. A su alrededor había cientos de peces. Pero estaban dormidos. Los oía roncar debajo del agua. Arriba del todo, a mucha distancia del fondo donde se encontraba él, estaba flotando el cuerpo del pistolero, de espaldas al fondo.

Óscar vio movimiento a su lado y tuvo miedo otra vez.

4 comentarios:

WacKmaN dijo...

Pero... ¿Qué alucinógenos había en las aguas de la alcantarilla???

†_†DunkleSeele†_† dijo...

xD

Elem dijo...

No sé pero yo quiero unos pocos!

Virginia dijo...

Espero que Óscar haya visto "La bruja novata"; así lo tendrá más fácil para explorar el fondo del mar. Lo ideal sería que Ángela Lansbury le echara una manita, pero debe estar demasiado ocupada recibiendo alabanzas por su maravillosa interpretación en el musical de Sweeney Todd, años ha.

Dile a Margareeeeeet que no te de mas bourbon, rey :)